Afterwork, la mejor manera de conocer a tus compañeros

No hay nada como salir del trabajo y, para desconectar de una larga jornada, ir a tomar algo. Últimamente está muy de moda hacer esas copas tras la jornada laboral junto a los propios compañeros de trabajo. Es lo que se denomina “AfterWork” o “AffterOffice” y constituye una forma de desconectar del trabajo conociendo más a tus compañeros y relajándote con una buena cerveza, cóctel o refresco bien frío.

Las ventajas, como imaginarás, son muchas. Es una manera de fomentar las buenas relaciones entre empleados, lo cual acaba influyendo en la motivación del trabajor ya que, cuanto más a gusto esté en la empresa, más trabajará y más ganas tendrá de ir a trabajar y hacer crecer la empresa. Es decir, mejora el rendimiento de los empleados en el trabajo y también su implicación. Además, genera la sensación de que se acorta la semana, ya que rompe con la rutina habitual o tradicional. Es una manera de recuperar fuerzas.

SIRVE DE EXCUSA PARA CONOCER MEJOR A TUS COMPAÑEROS

Y en estos encuentros entre compañeros, que se suelen prolongar hasta avanzadas horas de la noche, podrás conocer más a fondo a esos compañeros con los que casi no hablas en el trabajo.

La tímida que no lo es

Sorprendentemente, descubrirás que esa compañera tan tímida, realmente no lo es. Le harán falta solo unas pocas cervezas para sacar su lado más divertido y atrevido. Lo descubirás en cuanto observes que es la que, continuamente, se apunta a una ronda más de cerveza. Pasará de ser para ti la chica tímida y callada a ser la más divertida de la oficina. 

El que se motiva incluso solo

Esta chica que ya no es tímida en seguida hará grupo con “el motivado”, ese joven de 30 años, que en su mente cree que todavía tiene 18. No querrá que acabe nunca la fiesta y será, junto a la tímida, el más entregado del grupo. Es, sin duda, el alma de la fiesta. 

El no pero sí 

Cómo no, también conocerás a “El Autoconvencido”. Ese al que ha costado convencerle para que viniese. Pondrá mil excusas como “necesito descansar mi 8 horas diarias”, “mañana no podré madrugar si esto se alarga” y un sinfín de excusas que, al cabo de un par de horas, se convertirán en rondas de cerveza sin fin. Y es que el que no quería salir al final es al que hay que llevar, de manera forzada, a casa. De hecho, si te despistas, es probable que aparezca de empalmada.

El pesado 

¿Y qué decir de “el ligón”? Para él su objetivo durante todo el encuentro será llamar la atención de la chica más guapa de la oficina. Por pesados no lo suelen conseguir así que, si tú también te has fijado en ella, ¡esta es la tuya!

Escoge el mejor local en Madrid

Así que, para estar lo más cómodo posible con todos estos compañeros, lo mejor es escoger un local de confianza y chic que te ayude con la organización, esté bien comunicado y tenga instalaciones amplias.