Conoce más sobre el vodka, la bebida creada para combatir el frío

Cuando pensamos en la bebida típica de los países del este de Europa, indiscutiblemente nos viene a la mente el vodka, un destilado transparente y de alta graduación alcohólica. De hecho, es una de las bebidas con más alta graduación a nivel mundial, ya que existen vodkas de hasta 80 grados. Actualmente, esta potente bebida es una de las más consumidas en España, de hecho tú también puedes disfrutar de fiestas con vodka en Madrid y otras regiones. ¿Conoces la historia del vodka?

El vodka, creado para combatir el frío

Si quieres conocer el origen del vodka, tenemos que remontarnos a la Edad Media, cuando unos monjes crearon una bebida destilada a base de patatas con alta graduación, con el objetivo de combatir el duro frío ruso. Si bien muchos afirman que el primer vodka se elaboró en Rusia, Polonia también se disputa el origen de esta bebida que forma parte de su cultura. De hecho, la palabra voda significa agua en ruso, y en polaco se utiliza para denominar cualquier bebida destilada blanca, por lo que la palabra vodka puede provenir de ambas lenguas.

Alrededor del siglo XIV, el gobierno ruso prohibió la importación de vino, ya que se consideraba un “brebaje dañino”, que en aquella época era vendido por comerciantes genoveses en todo el continente. Esto sirvió para que el consumo de vodka se extendiera como la pólvora entre la población, convirtiéndose así en la bebida favorita de los campesinos rusos.

Y si bien el vodka era la bebida más consumida de Rusia, tienes que esperar hasta la Revolución Rusa de 1917 para que se expanda a otros países. Esto se debe a que los que huían de la revolución llevaban consigo su bebida nacional.

De todos modos, no será hasta la Segunda Guerra Mundial que el consumo de vodka se extenderá entre los países occidentales, especialmente Estados Unidos, país donde el vodka se popularizó muy rápidamente.

En la actualidad, una bebida clásica que ha sabido reinventarse

El consumo de vodka no ha parado de crecer hasta nuestros días, convirtiéndose así en una de las bebidas destiladas más clásicas. Si bien antes no existía una homogeneidad en la receta, y se elaboraba principalmente a base de patatas o remolacha, en la actualidad se usan ingredientes fermentables como el trigo o las uvas. Como dato curioso, la graduación ideal para el vodka actual fue establecida por el creador de la tabla periódica de los elementos, Dimitri Mendeleyev, quien consideraba que la proporción ideal de alcohol era de 40 grados.

Actualmente, además de los destilados de vodka más clásicos, que se consumen especialmente combinados con refrescos (como el famoso destornillador, un combinado de vodka y zumo de naranja), existen otras variedades de vodka. Los ejemplos más famosos son los distintos vodkas de sabores, como caramelo o sabores frutales, que nos permiten disfrutar del vodka en forma de chupitos, o simplemente en solitario, sin ningún otro ingrediente. Como puedes ver, son muchas las opciones que tienes para disfrutar de tus copas de vodka en Madrid y otros lugares de España.